ACELGA BLANCA

 

Variedad de acelga blanca con hojas verde claro, penca carnosa, blanca-verdosaSu uso en la cocina es como el de la espinaca. Incluso se pueden combinar ambas verduras en tortillas, cremas y rellenos, de manera que sus sabores se equilibran. Se puede saltear en buen aceite de oliva con piñones y pasas, o combinarla con nueces y tofu sedoso en una refrescante ensalada. Están riquísimas, y no hay platos más sencillos, que acompañadas con patatas o troceadas muy finamente con un buen plato de arroz hervido. Tanto sus hojas verdes como sus tallos son excelentes para la confección de caldos de verduras, en combinación con hortalizas de raíz. Para condimentarlas se puede hacer uso del orégano, el tomillo, la hierbabuena, la nuez moscada recién molida y, por supuesto, el ajo.

Presentación: Manojo o Bandeja, según tamaño.

Conservación: de 2 a 6 grados en el frigorífico, hasta cinco días como máximo , sin lavar y en una bolsa de plástico perforada.

Consejo: Para evitar que ennegrezcan durante la cocción, pueden tenerse previamente en agua un poco salada uno o dos minutos, o rociarse con jugo de limón o vinagre.

Disponibilidad: Casi todo el año.