CULTIVO

SIN’VERGÜENZA

VEGETALES DEL MUNDO A ORILLAS del guadalquivir

materias primas de innovación para la gastronomía local

P1015081161.JPG
 

Un cultivo atrevido y desmarcado de la tendencia general en la zona, con plantaciones exóticas como Shisho, Amsoi, Kiwicha, Minzuna, Komatsuna, Nakati o Lablab, y manjares gourmet como flores comestibles o guisante de lágrima, entre otros. Una nueva oferta de productos gastronómicos que brinda tanto a particulares como a restauradores de un recurso adicional para innovar tradición local con toques internacionales a Km 0.

 

AGRICULTURA

SIN’COMPLEJOS

un nuevo estilo de explotación sostenible

la recuperación de técnicas y recursos locales

P1015082162.JPG
 

Un particular centro de recuperación de recursos y métodos tradicionales de cultivo de la zona ya en desuso o casi extinguidos, como el navazo, el binado, rotación de siembra o la plantación lunar, en favor de una agricultura auténticamente local, de calidad y saludable para la sociedad y el medioambiente. Una huerta muy cercana y honesta, que trae del destierro variedades vegetales olvidadas en la cocina actual, pero que han formado parte de la histórica cultura gastronómica. Un proyecto que reinventa el huerto familiar con propuestas de diseño, innovación y desarrollo sostenible.

 

 DESTERRADO

VUELTA A LAS RAICES

vuelta_a_las_raices_desterrado_Rafa_Monge.JPG

ERASE UNA VEZ EL DESTIERRO

El personaje sin’vergüenza y sin’complejos que está detrás de este proyecto de reconversión es Rafael Monge, dedicado al diseño de producto, cuya juventud ha estado estrechamente vinculada a la agricultura, la cocina y la creatividad. Natural de Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, y de familia con una larga tradición agrícola y ganadera. A los 21 años, dos después de lograr la titulación con excelentes notas en Administración y Comercio, Rafa se sumerge en un voluntario destierro llevado por su inquietud en el desarrollo profesional y las ganas de conocer culturas en primera persona.

SIN’VERGÜENZA PROFESIONAL

Su primera incursión fue por Barcelona, donde trabajó para empresas nacionales e internacionales como Caprabo, SEIRT o Air Liquide, y creó vínculos socio-culturales que aún hoy mantiene. Unos años más tardes, decide hacer una inmersión lingüística al inglés mudándose a Oxford, en Reino Unido. Allí estudió BSc en Business Administration and Managment & Computing, nuevamente con excelentes notas, y trabajó en University of Oxford. Unos cinco años más tarde, recibe una llamada desde Madrid, que le mueve a instalarse en la capital y dedicarse en aportar valor a empresas del sector I+D, como IBM. En ésta, además desempeñó, de manera voluntaria, responsabilidades internacionales para diversidad e inclusión social en el ámbito laboral.

Pero la creatividad era aún una asignatura pendiente para Rafa, un aspecto que solo desarrollaba en petit comité desde que era pequeño porque le daba vergüenza. Con el espíritu de superación , las ganas de aprender y valentía que le caracteriza, en 2012 decide echarse nuevamente la mochila de estudiante al hombro y comenzar a sacar a flote su talento y habilidades tanto creativas como multidisciplinarias a través del Diseño de Producto, de la mano de la prestigiosa escuela internacional IED Madrid. Como diseñador ha realizado más de 50 proyectos, algunos de ellos premiados y reconocidos para y por multinacionales como P&G, Glenfiddich, Dyson, Cefla y la española Bellota.

 

EMPRENDEDOR SIN’COMPLEJOS

Después de un madurado bagaje profesional, a sus 41 años regresa a Sanlúcar, con una gran maleta de experiencias e ideas extraídas de diversos sectores, empapado de sabores y emociones de todo el mundo, y con el firme propósito de poner en marcha un proyecto que haga brillar lo mejor, lo más auténtico, de su tierra. Un plan de reconversión de la pequeña huerta familiar, con una visión más alternativa e internacional de la agricultura local, en línea con las nuevas tendencias e interés social por la cocina, y en favor de la dignificación del popularmente desvalorado oficio de agricultor. Un gran reto donde sin duda poder poner en práctica absolutamente todos los conocimientos y habilidades adquiridas a lo largo de su trayectoria profesional y personal, partiendo de sus primeros años colaborando en las duras tareas del campo con padres y abuelos, a sus últimos reconocidos trabajos de diseño e innovación para grandes empresas.

DEL DESTIERRO A DESTERRADO

Este proyecto es más Rafa que nunca: es punto de origen y destino, con un largo viaje de ida y vuelta, que trae tributos de lo vivido, disfrutado y aprendido. Ganas de aportar y contribuir, con un pequeño grano de arena, a exaltar el gran potencial de esta tierra en la desembocadura del río Guadalquivir.

Desterrado es una vuelta a las raíces, una inyección de nueva sabia para el cultivo en Sanlúcar, un rebrote de nuevas oportunidades, y un abono para enriquecer la diversidad de productos de la zona y la oferta gastronómica de la localidad.

 INNOVACIÓN

RECUPERACIÓN DEL NAVAZO

tollo2_desterrado_Rafa_Monge.JPG
 

Desterrado cultiva en navazos, un tipo de huerta muy singular de Sanlúcar de Barrameda, que hoy en día se encuentra casi extinguida. De tradición familiar, las parcelas, situadas entre 200 y 400 metros del Parque Natural de Doñana, junto a las Salinas de Bonanza, han ido pasando de padres a hijos. El sistema de riego de estas explotaciones es a partir de tollos, algo también característico de la agricultura sanluqueña pero ya en desuso, que son hoyos de arena conectados con el acuífero litoral y embalsan agua de manera natural, según el nivel freático y las confluencias de mareas. Cultivo Desterrado cuenta con dos navazos y dos tollos, uno de ellos con más de 120 años, cavado, en aquel entonces a mano y con solo la ayuda de una azada, a más de 8 metros de profundidad.

Este proyecto de reconverisión agrícola no solo tiene la intención de enriquecer con nuevos productos el actual mercado local, sino también de rescatar y mantener parte del patrimonio cultural de Sanlúcar. Una revisión del pasado para desterrar métodos y recursos agrícolas singulares de la zona. Una proyección de futuro sostenible y socialmente responsable, consciente de las tendencias en la demanda por una mayor oferta de productos a km 0.

Vídeo del programa Tierra y Mar de Canal Sur sobre los navazos de Sanlúcar

 

NUEVOS VEGETALES

NUEVAS OPORTUNIDADES

guisante_costa_Destserrado_Rafa_Monge.JPG
 

Una explotación de aprovechamiento agrícola, pero también, y en gran parte, un laboratorio de investigación y pruebas “de campo”. Se ensayan con diversas variedades hortícolas que no solo puedan ser propensas a adaptarse a la localización del huerto, la tipología de suelo y el grado de salinidad del agua, sino que además estas mismas premisas pueden ser incluso factores imprescindibles para obtener versiones de especies con calidades tan únicas como excelentes. Tal es el caso de los recientes éxitos en siembra de Guisante de Lágrima, o también denominado Guisante de Costa. Unos nuevos vegetales en la huerta sanluqueña que brinda de oportunidades tanto a la agricultura como a la gastronomía y la restauración local.

 

CULTIVO DESTERRADO

A KM 0

no374.JPG